No solo de Google vive el hombre

Google funciona bien y es grátis, parece lógico emplearlo cuandoqueremos realizar una búsqueda por internet. Pero esto nos plantea un problema. Si utilizamos mucho a Google y lo convertimos en nuestra única referencia a la hora de buscar páginas web, indirectamente le estamos dando el poder de decidir sobre la información que podemos o no podemos ver.

Si un buscador antepone la ética a los beneficios no tenemos de que preocuparnos, los resultados que nos muestre serán los que mejor se ajusten a lo que buscamos. Lamentablemente esto no es así. Y se pudo comprobar cuando el pasado mes el gobierno chino exigió a los principales buscadores que no mostrasen determinados resultados. Estos, accedieron a censurar sus resultados y a cambio pueden ahora disfrutar del mercado chino y sus millones de consumidores.

Para evitar este tipo de hechos una buena medida es no emplear siempre el mismo buscador. Los tres más empleados son MSN, Yahoo y Google, pero existen

muchos otros buscadores y directorios (colecciones de páginas agrupadas por temas) que nos pueden proporcionar tanta o más información que la de los principales buscadores. Es más, comparando los resultados podemos evaluar de forma mucho más efectiva la fiabilidad de la información que nos muestran. Otras posibilidades son Webcrawler que devuelve los resultados de varios buscadores a la vez o herramientas como Buscopio que es un buscador de buscadores.

En Europa somos, de momento, nosotros los que decidimos que páginas queremos ver y cuales no. Ningún gobierno nos controla las búsquedas. Aprovechemos esa libertad para no emplear siempre los mismos buscadores.