Google: nuevos servicios

Google acaba de lanzar un nuevo servicio gratuíto: Google pages .

Se trata de un servicio integral de publicación de páginas web. Desde el propio Google pages puedes crear tu propia web, con un editor integrado, y publicar los resultados.

Este nuevo servicio no es sino un nuevo paso en su inteligente estrategia por controlar y centralizar los contenidos de Internet.

Mediante su buscador dispone de información de miles de millones de páginas web, ficheros, imagenes y contenidos de todo tipo.

Mediante Google Analytics dispone de valiosa información en tiempo real de multitud de webs (visitas, duración, páginas vistas, etc…).

Mediante AdWords dispone de información de los términos más valorados en las consultas. Además de ser una rentable fuente de ingresos.

Ahora con Google pages no solo no tiene que molestarse en ir a buscar las webs y los contenidos sino que estós quedan alojados en sus propios servidores. Al igual que los correos electrónicos de los usuarios de Google Mail.

Estos son algunos de los servicios más relevantes aunque existen muchos más: Google maps , froogle ...etc.

En definitiva, se trata de una calculada e inteligente estrategia destinada a ofrecer multitud de servicios (la mayoría gratuítos) con el fin de fortalecer y potenciar su principal actividad: el buscador.

Existen muchos rumores que apuntan a un posible lanzamiento de un sistema operativo propio. No parece que estos rumores sean carentes de fundamento, es más, bien pensado sería un paso muy lógico y que afianzaría aun más su liderazgo (y seguro que sería gratis).

Google ha sabido potenciar su negocio principal desarrollando herramientas y utilidades gratuítas que además de ser útiles para el público le proporcionan una información muy valiosa. Ningún otro grande de la informática ha hecho algo parecido.

Ahora Yahoo se ha embarcado en una carrera de adquisiciones de empresas para ofrecer productos complementarios.

El que peor preparado está ante el futuro que se avecina es Microsoft. Su dependencia de la venta de licencias de Windows y de Office es enorme, mientras que Apple gana más vendiendo IPod que con su OS X.

El negocio ya no está en el software. Aquellos que vivan de la venta de programas tienen sus días contados.