El ocaso de los expertos

http://www.flickr.com/photos/bijoymohan/2946293228/ En un mundo tecnológico tan cambiante como éste en el que nos movemos (y más quienes nos dedicamos profesionalmente al desarrollo web) resulta imprescindible reinventarse a uno mismo continuamente.

En el libro que me estoy leyendo actualmente, Blue Ocean Strategy, comentan acertadamente que muchas de las grandes empresas actuales no existían hace 25 años.  Ni ellas ni sus modelos de negocio.   Sin embargo la mayoría de escuelas de negocio, universidades, etc... enseñan a gestionar como si el futuro fuera algo predecible o nos hacen creer que somos capaces de predecirlo.

La crisis actual, que ningún experto ha sabido predecir, nos demuestra que hacer previsiones a sólo 5 años vista es un ejercicio de clarividencia.   Ahora mismo no podemos ni imaginar que empresas serán líderes dentro de 10 años y por supuesto no podemos saber que necesidades y que modelos de negocio tendrán dichas empresas.

Todo esto nos lleva a la necesidad del aprendizaje y el reciclaje contínuo.  Lo que hoy me es imprescindible mañana no me sirve.  Las tecnologías evolucionan, las necesidades de quienes las utilizan también.    Tenemos que asumir el cambio como algo consustancial a nuestras vidas.

Ya no sirve, ni interesa, ser experto en una sola materia.  Debemos ser capaces, como dicen los ingleses de llevar distintos sombreros, aceptar que lo que tanto nos ha costado aprender, mañana será innecesario y deberemos reciclarnos continuamente.

Lo bueno de todo esto es que, sobre todo en el sector tecnológico, no nos da tiempo a aburrirnos.  Siempre tenemos un nuevo gadget que probar, un nuevo lenguaje con el que experimentar, una nueva aplicación que desarrollar....

Actualización 21/2/2010

Enlazo a un artículo que habla de algo parecido a esto:

Los 10 trabajos más demandados en 2010… no existían en 2004….

Actualmente estamos preparando a los estudiantes para trabajos que aún no existen… en los que usarán tecnologías que no se han inventado… para solucionar problemas que aún no sabemos que son problemas.