Internet y la política

Grande

Que a los políticos españoles Internet les viene grande es un hecho fehaciente y demostrable.  

Son demasiado cobardes como para atreverse a dialogar y a enfrentarse a sus electores por lo que prefieren ignorarlos completamente.

Nuestros políticos actuales están acostumbrados a asistir a mítines donde todo el aforo esta listo y entrenado para aplaudirle las gracietas, a leer guiones previamente establecidos que dejan un nulo margen a la improvisación, a asistir a ruedas de prensa y debates donde los temas, el orden, los tiempos de respuesta y las preguntas están pactadas y acordadas de antemano

Las webs de los partidos tampoco se quedan atrás y son webs donde la conversación no existe.  Muy pocos políticos se atreven a tener un blog, a relacionarse con sus votantes, a dialogar con ellos, a comentar lo que verdaderamente preocupa a las personas.  

Aquellos que tienen un blog o un facebook se limitan a contar sus hazañas y luego dejan que la gente comente, generalmente seguidores que les alaban el gusto.   Pero el dialogo brilla por su ausencia.

Aquí van algunas ideas básicas, para que la ciudadanía y los militantes de base de los partidos pudiéramos involucrarnos más en ellos.

  1. Encuentros periódicos vía chat con los distintos responsables políticos.
  2. Encuestas valorando las propuestas, decisiones y acciones a llevar a cabo.
  3. Que los militantes de un partido puedan, vía web y previa identificación, votar y decidir en la forma de actuar del propio partido.
  4. Explicación de las propuestas e iniciativas de una forma informal y cercana.  Empleando un vocabulario sencillo y accesible por la mayoría.
En definitiva, sacar la democracia a la calle, pero no cada cuatro años, sino día a día.  Ejercer de verdad su labor de servidores públicos.