La publicidad en la era de los smartphones

publicidad en la era de los smartphonesCuando estoy viendo una serie o una película por televisión y empiezan los anuncios lo primero que hago es coger mi iPad y si no lo tengo a mano me levanto y lo busco.  Esto es así.  Incluso a veces me "disgusta" que las pausas sean tan cortas que no puedo terminar de leer alguna noticia o terminar de responder un email.

Seguro que a muchos os pasa lo mismo, si no es con el iPad es con otra tableta o bien con el móvil.  La publicidad nos sirve para actualizar Twitter o hablar por Whatsapp.

Esta actitud no es más que la consecuencia de un hecho:  La publicidad es intrusiva y en su mayoría poco interesante.  De 20 anuncios solamente uno puede llegar a despertar mi interés.   Mientras no existían alternativas este formato funcionaba bien (era el único disponible).  Te anuncias en un programa que ven 2 millones de personas esperando que al menos un 1% esté interesado (no os recuerda esto al spam?).

Ahora hay alternativas, se llama Internet y permite ofrecer publicidad acorde a los gustos e intereses de los usuarios.  Publicidad que no nos resulte intrusiva sino útil.

No tengo ninguna intención de comprar un coche a medio plazo, pero si que estoy planificando mis vacaciones de verano ahora por lo que los anuncios de coches me resultan inservibles mientras que anuncios de cruceros, hoteles o viajes exóticos hacen que sí que muestre interés.

El gran problema es que los medios online han copiado a los medios tradicionales.  Solo saben poner publicidad intrusiva y molesta.  Imágenes que se despliegan tapando el texto para forzarnos a verlos, banners que aparecen por todas partes en los artículos buscando desviar nuestra atención hacia ellos.

Es decir publicidad inútil, ineficiente y molesta.

El único formato publicitario que funciona en Internet es el que realmente nos ofrece anuncios útiles: AdWords.  Es cierto que Google lo tiene muy fácil, cuando buscamos algo estamos mostrando claramente que es lo que queremos y que grado de interés tenemos por ello.  Si lo analizas bien, y Google lo hace, puedes ofrecer publicidad que interesa en lugar de publicidad que molesta.

Los medios online podrían hacer algo similiar.  Tienen muchísimos datos de la gente que los visita.  Cada vez que yo accedo a un periódico online sigo un patrón de navegación.  Hay secciones que raramente visito mientras que otras las visito una o varias veces al día.  Todo este comportamiento, lejos de aprovecharlo para ofrecerme publicidad que pudiera interesarme, es directamente ignorado por los medios.

Si un medio me ofreciese incentivos para registrarme, lo haría (y no, poder comentar noticias NO es un incentivo).  Si además me ofreciese mayores incentivos para ir completando mi perfil de usuario lo haría.  Por ejemplo, un sorteo de entradas a un concierto para los usuarios que añadan su edad en su perfil.

Si, por visitar un determinado medio, haciendo login, dicho medio entiende que contenidos me gustan y se adapta a mis gustos, yo, cada vez que acceda a dicho medio lo haré no como un usuario anónimo, sino con mi usuario y password.  El tendrá información sobre mí y sobre mis intereses (por lo que podrá ofrecerme publicidad relevante) y yo a cambio tendré información personalizada y de mi interés.

En lugar de quejarse del declive de la publicidad tradicional los medios deberían dedicarse a mejorar sus webs, a generar contenidos de calidad y adaptados a los gustos de quienes los visitan y olvidarse de ofrecer lo mismo para todos.

Cuanto antes entiendan que en la personalización está el futuro de los contenidos, antes nos beneficiaremos todos.

Y la publicidad en la televisión? me preguntareis algunos...  En un futuro no muy lejano, la televisión no será más que un navegador.  Todos los contenidos vendrán a través de la red y por lo tanto también existirá la posibilidad de personalización.