Año nuevo, vida nueva.

El año ha comenzado con cambios para mí.  Después de tres años he dejado mi trabajo en Sage.

Han sido tres años fantásticos.  He conocido a mucha gente estupenda y solo tengo palabras de agradecimiento para Sage y su gente.  Pero el proyecto en el que estaba involucrado, Sage One, creo que ha perdido su esencia original y sus valores.  Creo que no está dirigido por la gente adecuada y eso está afectando al resultado y al producto.

Por lo tanto he tomado la decisión de cambiar de trabajo.  Por suerte para mí he dado en la diana a la primera.  Desde Enero trabajo para Conferize que es una empresa con sede en Copenhagen que ha desarrollado una aplicación SaaS para la gestión de eventos y conferencias.

Conferize es todo lo contrario a Sage.  Es una startup pequeña, sin burocracia ni complicadas jerarquías, recién creada pero con un modelo de negocio muy sólido y lo que es más importante, con un equipo de gente muy cualificado.  Acabo de llegar de Copenhagen después de conocer al equipo y no puedo estar más contento.  Se que he tomado la decisión correcta.

Copenhagen me ha sorprendido gratamente.  Hay mucha actividad relacionada con el mundo de las startups y lo que es más importante, dinero para financiarlas.  Conferize tienen las oficinas en Founders House un espacio de trabajo para startups tecnológicas donde tienes la oportunidad de compartir oficina con gente que esta haciendo proyectos muy interesantes e innovadores.

De momento voy a trabajar en remoto así que seguiré viviendo en Logroño y viajaré a Dinamarca de vez en cuando.